Escaños en Blanco sufre acoso electoral en Badalona

La Guardia Urbana de Badalona, ciudad gobernada por Xavier García Albiol (del PP), ha acosado a un colaborador de Escaños en Blanco.

El colaborador de Escaños en Blanco repartía propaganda electoral en la plaza de los Países Catalanes cuando la Guardia Urbana le ha obligado a marcharse, el PP tenía previsto un acto en el Barrio de la Salud, y debido a las inclemencias meteorológicas han cambiado la ubicación de su evento por el Pabellón Olímpico de Badalona, que se encuentra en la misma plaza.

La ley electoral protege el recinto donde un partido hace un acto, impidiendo que se dé propaganda de otro partido. Sin embargo, el colaborador de Escaños en Blanco estaba haciendo uso del derecho de informar a la población de nuestra propuesta fuera del pabellón olímpico de Badalona y lo suficientemente lejos de la puerta del recinto.

Desde Escaños en Blanco consideramos un abuso para la Guardia Urbana el hecho de blindar todo un barrio donde el Partido Popular ha decidido instalarse en el último momento e impedir la libre distribución de propaganda electoral en la población de Badalona.

No podemos tolerar que el Partido Popular utilice como policía particular la Guardia Urbana de Badalona y acose en la vía pública a personas que informan libremente a la población.

Protestamos enérgicamente contra la prepotencia de la Guardia Urbana que actúa pasando por encima de la ley para favorecer a los partidos mayoritarios, cometiendo acoso electoral.

Artículo 147. Delito de alteraciones del orden del acto electoral. Redacción SEGÚN Ley Orgánica 2/2011, de 28 de enero.
Los que perturben gravemente el orden en cualquier acto electoral o penetren en los locales donde éstos se celebran, portando armas u otros instrumentos susceptibles de ser usados como tales, serán castigados con la pena de prisión de tres a doce meses o la multa de seis a veinticuatro meses.

Te puede interesar…

La suma de la abstención, el voto nulo y el voto en blanco se constituiría como la principal fuerza parlamentaria, pero el 100% de los escaños son repartidos entre los partidos.

La partitocracia es un sistema muy sencillo que consiste en lo siguiente:
Primero, se finge que los políticos actúan por el bien de la ciudadanía, y se vota; luego, durante 4 años hacen lo que les parezca; al fin, se vuelve a fingir, otra vez se vota, y así indefinidamente.
Sencillo, ¿verdad?