El problema de agencia: cuando el partido actúa contra los intereses de su votante

Vivimos en lo que se denomina una ‘democracia parlamentaria’, es decir, el ciudadano ‘ejerce el poder’ delegando en sus representantes políticos. Este concepto de representación política plantea un problema fundamental: ¿Qué ocurre cuando los intereses del votante son distintos a los del partido votado?. Esta disyuntiva se conoce como ‘El problema de agencia’.

La gran pega de la democracia representativa.

La delegación de poderes en democracia se realiza para que la toma de decisiones sea más eficiente y se puedan abordar asuntos complejos a través de un proceso de toma de decisiones deliberativo.

Sin embargo, esta delegación de poder también conlleva un riesgo. Es posible -y bastante habitual- que los intereses del votante difieran de los de sus representantes… incluso de los de su propio partido, no actuando estos de acuerdo con los deseos de sus electores.

…grupos de presión, las donaciones, las financiaciones de campaña o posibles puertas giratorias pueden influir -influyen- en las decisiones de nuestros representantes.

Este problema es especialmente relevante en un sistema democrático representativo, donde los ciudadanos no pueden influir directamente en cada decisión política. En cambio, confían en que sus representantes elegidos actuarán de manera justa y en su mejor interés. Si los representantes se desvían de estos intereses, se produce una brecha que amenaza la legitimidad y la eficacia del sistema democrático.

Buenos ejemplos de lo que estamos hablando pueden ser el cambio de opinión del Partido Socialista ante la entrada de España en la OTAN,  el apoyo de Ruiz Gallardón, por aquel entonces Ministro de Justicia, a un matrimonio homosexual que el Partido Popular recurrió al Constitucional. o más recientemente, que el 40% de los votantes del PSOE rechacen la Ley de Amnistía pactada con Junts en un intento de estabilización de Gobierno.

¿Por qué los políticos desoyen a sus votantes?

¿Quién va a decir “NO” al que te financia la campaña?

Los grupos de presión, las donaciones, las financiaciones de campaña o posibles puertas giratorias pueden influir -influyen- en las decisiones de nuestros representantes. Lo que podría llevarles a favorecer a aquellas empresas con recursos y poder económico en lugar de a la ciudadanía en general o asus propios votantes.

De hecho, un caso claro es el de la legislación sobre energías renovables, donde todos los partidos estuvieron retrasando la implementación de la transformación energética hasta que las grandes proveedoras eléctricas del país estuvieron preparadas para ofrecer los servicios.

La polarización política.

Aunque muchas veces los objetivos o valores de los votantes de los distintos partidos coinciden, los partidos, con el fin de crear una diferenciación marcada respecto al contrincante y simplificar la elección al votante, se posiciona en el espectro opuesto de la elección.

Desde los 80, el posicionamiento opuesto ha impedido, por ejemplo, que no se haya llegado nunca a ese «Gran pacto por la educación», en el que los partidos siempre han preferido tener algo en que diferenciarse antes de llegar a un consenso que favorezca la educación y el progreso de la ciudadanía

Daniel Ordás, jurista, que fue ex-Secretario General del PSOE en Suiza y ha presidido una sección del Partido Socialdemócrata Suizo, dijo en una conferencia en el Colegio de Abogados de Zaragoza: “En este país no se puede ser sevillano, homosexual, empresario, estar a favor de la autodeterminación y ser votante de derechas, cuando deberían ser circunstancias completamente compatibles ”.

Este posicionamiento opuesto lo vivimos cada día, pero es de especial importancia ya que afecta a los ámbitos más importantes de la ciudadanía. Desde los ochenta, el posicionamiento opuesto ha impedido, por ejemplo, que no se haya llegado nunca a ese «Gran pacto por la educación«, en el que los partidos siempre han preferido tener algo en que diferenciarse antes de llegar a un consenso que favorezca la educación y el progreso de la ciudadanía.

Intereses propios de los representantes.

Los políticos pueden estar más interesados en mantener su propia posición de poder, avanzar en sus agendas personales o subir en cargos de partido que en servir a los intereses de sus electores.

Agenda de partido y disciplina de voto.

Los partidos políticos a menudo ejercen una fuerte influencia sobre sus miembros, lo que puede llevar a una lealtad partidista que se anteponga a la representación del pueblo.

Por otro lado, aunque supuestamente un diputado o senador es elegido por una provincia concreta, este puede votar frecuentemente en contra de sus propios electores y los intereses de su provincia a causa de la disciplina de voto o la agenda nacional de su partido.

Complejidad del Gobierno.

La toma de decisiones en una democracia puede ser altamente compleja y técnica, lo que dificulta que los ciudadanos evalúen las acciones de sus representantes de manera efectiva.

Soluciones al problema de agencia en la democracia representativa.

La propuesta de Escaños en Blanco para dejar escaños vacíos ofrece un enfoque interesante para abordar el problema de agencia en la democracia representativa.

¿Por qué cambiar el voto a otro partido del mismo bloque si inicialmente no me convencía porque ofrece cosas distintas?

Al ser una herramienta, el ciudadano puede emplearla para retirar el voto al partido que representa mayormente sus ideales pero que por A ó por B, no los lleva a cabo. Todo ello sin tener que traicionar su ideología.

¿Por qué cambiar el voto a otro partido del mismo bloque si inicialmente no me convencía porque ofrece cosas distintas?. En estos casos, el voto a Escaños en Blanco es una acción de coherencia democrática que te permite tener intacta tu conciencia ideológica.

La presencia de escaños vacíos en el parlamento podría fomentar una mayor rendición de cuentas por parte de los partidos y representantes, ya que estarían más motivados para abordar las preocupaciones de los ciudadanos y evitar una alta tasa de escaños vacíos, perdiendo así poder político y económico.

…es esencial trabajar para reducirla y garantizar que los representantes políticos actúen en beneficio de sus electores.

Por otro lado, la promoción de un tipo de voto que deja escaños vacíos en los parlamentos como una opción legítima, podría aumentar la conciencia política entre la población y fomentar la participación cívica, ya que los ciudadanos se sentirían más empoderados al expresar su descontento y que este tuviera una representación parlamentaria.

Conclusión.

El problema de agencia en la política democrática es un desafío fundamental que enfrentan todas las democracias. Aunque no es posible eliminar por completo esta brecha, es esencial trabajar para reducirla y garantizar que los representantes políticos actúen en beneficio de sus electores. La inclusión de estas propuestas en el debate político ofrece una perspectiva adicional sobre cómo hacerlo.

Estas propuestas buscan empoderar a los ciudadanos y garantizar que su voz se escuche de manera efectiva en el proceso político, lo que contribuye al enriquecimiento del debate democrático. Pueden contribuir a lograr una representación más efectiva y a fortalecer la legitimidad de la democracia. La vigilancia continua y el compromiso cívico son esenciales para garantizar que el poder siga residiendo en manos del pueblo en una democracia sólida.

El problema de Agencia

Te puede interesar…

Escaños en Blanco acudirá el próximo sábado 16 de diciembre a los Ayuntamientos de Muruzábal y Zubieta para notificar que no tomarán posesión del cargo, cumpliendo así el 100% de su programa electoral. El partido Escaños en Blanco para dejar escaños vacíos ha recogido las actas que les reconoce como candidatos electos de las ocho […]